jueves, 18 de enero de 2018

Magdalenas de Cacaolat






Hola a todos!!

Hoy os traigo una receta de esas clásicas pero con un toque guay 😁 . Estas magdalenas de Cacaolat son una perdición, sobretodo para la gente adicta al chocolate... mihihi!

No se tarda nada en prepararlas y tendréis un desayuno-merienda-doble cena, lo que sea, bien bueno!

Espero que os gusten 😊 .












Para la masa

100 ml de aceite de girasol
200 gr de azúcar moreno
2 huevos L
200 ml de Cacaolat
250 gr de harina
1 cucharadita de levadura Royal
1 pizca de sal
100 gr de pepitas de chocolate (opcional)








Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y preparamos un molde para magdalenas con las cápsulas de papel. Reservamos.

En el bol de nuestra maquina echamos el aceite junto con el azúcar y empezamos a mezclar con varillas a velocidad baja-media. Añadimos los huevos, uno a uno, y seguimos mezclando.

Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal.

Echamos el Cacaolat a la masa, alternando con la harina tamizada de antes, y seguimos mezclando hasta obtener una masa homogénea.

Finalmente incorporamos las pepitas de chocolate y mezclamos para que se repartan bien por toda la masa.












Rellenar cada cápsula con la masa de magdalena y echar por encima unas cuantas pepitas de chocolate. Horneamos a 180ºC unos 20 - 25 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Una vez horneadas, dejamos que reposen en el molde 10 minutos y seguidamente las trasladamos a una rejilla para que enfríen por completo.

Una vez frías se pueden guardar perfectamente 2 semanas dentro de un tupper bien cerrado.








Pintaza o no?? 
Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 💜





viernes, 5 de enero de 2018

Galette des Rois con compota de manzana





¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡QUE YA VIENEN LOS REYES!!!!!!!!!!

SIIIIIII!!!!!

Y para recibir como dios manda a sus majestades he preparado esta Galette con compota de manzana que es una delicia 😍 .

Es muy fácil de preparar y no se tarda nada en hacer. 

La Galette es el típico roscón de reyes francés y belga y se caracteriza por su masa hojaldrada y el relleno de almendras, conocido como frangipane. Sinceramente me vuelve loca esta Galette y a parte del roscón tradicional también suelo preparar una para el día de Reyes. Aunque este año he querido hacerla con otro relleno y compartirla con todos vosotros, y la verdad, es igual de buena que la típica de frangipane 😋 .















Relleno

2 masa de hojaldre redondas
5 manzanas reineta
50 gr. de azúcar glacé
1 cucharadita de canela en polvo
1 yema de huevo (para pintar)

Primero de todo prepararemos la compota de manzana y para ello lo haremos en 3 tandas, me explico, siempre que preparo compota me gusta prepararla con 3 texturas; muy hecha, medio hecha y cruda.

Pelamos dos manzanas y las cortamos en dados pequeños, ponemos una sartén al fuego medio-alto y cuando este caliente echamos las manzanas en dados y 3 cucharadas de agua. Dejamos que se pochen a fuego medio 15 minutos removiendo de vez en cuando, si se empiezan a pegar en la sartén echamos un poco mas de agua. Pasados los 15 minutos veréis que las manzanas estarán desechas por completo. 

Cogemos dos manzanas mas y hacemos el mismo proceso de antes pero le añadimos el azúcar y la canela en polvo. Dejamos pochar 10 minutos.

Finalmente, cogemos la ultima manzana pelada y cortada en daditos y la echamos en la sartén, removemos y apartamos del fuego. Esta ultima no pasa nada que este cruda porque dentro del horno se hará y conseguiremos una compota deliciosa con 3 texturas.

Dejamos enfriar la compota completamente antes de utilizar.






Preparación

Precalentemos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y preparamos una bandeja apta para horno con papel sulfurizado. Reservamos.

Cogemos las dos masas de hojaldre y cortamos dos discos de 23 cm aproximadamente. Ponemos uno de los discos sobre la bandeja de horno y echamos la compota encima dejando 3 cm de separación en los bordes.

Pincelamos con agua los bordes y colocamos encima el otro disco de hojaldre. Presionamos un poco los bordes para que el agua haga de pegamento y se peguen entre ellos.

Pincelamos toda la base con yema de huevo y seguidamente marcamos los bordes a pellizcos o con una puntilla haciendo marcas paralelas. Finalmente decoramos, con la puntilla, la superficie haciendo unas marcas un poco curvas hasta crear el dibujo del sol. Refrigeramos 30 minutos en nevera.

Horneamos a 180ºC unos 40 - 45 minutos o hasta que este completamente dorada por arriba y por abajo.












Para el jarabe

60 gr de azúcar
6 ml de agua

Cuando a la galette le falten 5 minutos prepararemos este jarabe para darle brillo y un poco mas de dulzor.

Para ello echamos el agua en un cazo junto con el azúcar y llevamos a ebullición. Dejamos hervir 5 minutos.

Sacamos la galette del horno y seguidamente pincelamos con el jarabe. Es importante hacer este proceso con la galette recién sacada para que quede bien, si se hace en frío no brillara.

Dejamos enfriar y lista!










Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post! Y que los reyes magos os traigan muchos regalos 😁 .

Un beso 💜





sábado, 23 de diciembre de 2017

Bundt Cake de Turrón Suchard con Oreos






Buenos dias!! 😊

Hoy os traigo la ultima receta de este año 2017. Un año que me ha pasado de todo, tanto malo como bueno, pero como siempre hago me quedo con todo lo bueno. Espero empezar con buen pie 2018,  aunque estaré todas estas fiestas trabajando y echare mucho de menos a mi familia.., os prometo un montón de recetas dulces para este año nuevo que esta a punto de entrar y sobretodo mucha felicidad!

Gracias a todos por este año 💜 .








Para la masa
(receta original de I love bundt cakes)

260 gr de turrón Suchard con Oreos
200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
100 gr de azúcar
100 gr de azúcar moreno
4 huevos M
200 ml de nata 35% M.G
350 gr de harina
10 gr de levadura Royal
1 bolsita de mini oreos 








Primero de todo preparamos nuestro molde para bundt, lo engrasamos con spray desmoldante vigilando que todos lo detalles estén bien engrasados. Reservamos.

Fundimos el turrón al baño maria y dejamos templar. Tamizamos la harina junto con la levadura y reservamos.

Precalentamos el horno a 175ºC con calor arriba y abajo y colocamos una rejilla en la zona central del horno.

Cuando el turrón esté templado, en el bol de nuestra maquina echamos la mantequilla con el azúcar blanco y el azúcar moreno. Batimos a velocidad media unos 5 minutos o hasta que este cremoso. 

Bajamos la velocidad y añadimos los huevos, uno a uno, sin dejar de batir. Seguidamente añadimos la nata y seguimos batiendo.

Incorporamos el turrón y batimos 1 minuto o hasta que este totalmente incorporado a la masa.

Añadimos la harina poco a poco y sin dejar de batir hasta que no veamos restos de ella en la masa.

Partimos las mini oreos en 3 trozos y las echamos al bol, mezclamos con una lengua para que se integren bien en la masa.








Vertemos la masa sobre el molde, damos un golpe suave sobre la encimera para eliminar las burbujas que hayan quedado en la masa y horneamos a 175ºC unos 45 minutos o hasta que al pinchar con un palillo, salga limpio.

Una vez horneado, lo sacamos del horno y dejamos reposar 10 minutos sobre una rejilla. 

Luego, desmoldamos y dejamos enfriar completamente sobre la rejilla.

Decoramos con azúcar glacé y... HA ZAMPAR!!!!











Espero que os haya gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos el año que viene!

Felices Fiestas y Feliz Año Nuevo!

Un besazo! 💜




miércoles, 20 de diciembre de 2017

Gingerbread house (Casita de galletas de jengibre)






¡¡Buenos dias!! 😊

Siii por fin he conseguido un poco de tiempo y puedo publicar la receta de esta casita tan preciosa! Lo que mas me gusta de la Navidad son todas estas cosas, me encanta prepara dulces navideños creo que son los mas bonitos (por lo menos para mi haha).

Hacia muchos años que tenia ganas de hacer una pero por falta de tiempo y esas cosas nunca me ponía a ello pero ¡se acabo! aquí esta y sinceramente estoy muy contenta de como ha quedado 😀 .

La receta y medidas originales de la casita son de Pam de Quiero Cupcakes, en su canal de youtube lo explica todo super bien por si no os queda claro algún paso que os explico con mis palabras.

Así que no me enrollo mas y os dejo con la receta 😁 







Para la masa

400 gr de harina
2 cucharaditas de jengibre en polvo
1 cucharadita de canela en polvo
1/4 cucharadita de clavo en polvo
1/4 cucharadita de nuez moscada en polvo
1 pizca de sal
120 gr de mantequilla a temperatura ambiente
120 gr de azúcar moreno
1 huevo L
120 gr de miel (la original lleva melaza)








Primero de todo tamizamos la harina junto con el jengibre, la canela, el clavo de olor y la nuez moscada. Añadimos la pizca de sal y removemos un poco con una cuchara de madera, reservamos.

En el bol de nuestra maquina echamos la mantequilla junto con el azúcar y batimos, con la pala, unos 5 minutos a velocidad media - alta hasta obtener una mezcla cremosa. Añadimos el huevo previamente batido y mezclamos 1 minutos mas con la misma velocidad.

Bajamos la velocidad a velocidad media y añadimos una buena cucharada de la mezcla de harina tamizada y toda la miel, en mi caso, y batimos hasta que este todo bien integrado.

Seguidamente, bajamos la velocidad a velocidad mínima y vamos añadiendo la mezcla de harina poco a poco. Cuando veamos que ya no hay restos de harina en la masa, paramos la maquina y la sacamos del bol. Veréis que no se pega para nada en las manos.

Dividimos la masa en dos partes y las estiramos con un rodillo sobre dos papeles de horno dejando un grosor de 4 cm. Congelamos 15 minutos para que se ponga dura y podamos trabajar mejor con ella luego.







De mientras crearemos las plantillas de la casita y para ello solo necesitaremos papel (os recomiendo que sea de cuadricula), una regla y un lápiz. 

Las medidas son estas: 
  • Tejado 12 x 18 cm
  • Laterales 17 x 9 cm
  • Frontales Ancho 16 cm / Alto 16 cm / Altura hasta el tejado 8 cm / Pendiente del tejado 10,5 cm aproximadamente.







Una vez lo tengamos, sacamos la masa del congelador, despegamos ambas caras del papel de horno y empezamos a recortar, con una puntilla o un cortador de pizza, poniendo encima de la masa las plantillas y así hasta conseguir dos de cada (dos de las laterales, dos de las frontales y dos del tejado).

Con mucho cuidad trasladamos cada pieza a una bandeja de horno con papel sulfurizado, dejamos una separación para que a la hora del horneado no se peguen entre ellas.

Horneamos a 180ºC con calor arriba y abajo unos 14 minutos o hasta que los bordes estén ligeramente dorados.

Una vez horneadas, las sacamos del horno y las dejamos reposar 10 minutos en la bandeja.

Cuando ya no estén tan calientes las trasladamos a una rejilla para que enfríen por completo.









Para la glasa real o royal icing

6 tazas de azúcar glacé
4 claras de huevo pasteurizado (120 ml)
Zumo de 1 limón

Tamizamos el azúcar glacé, añadimos las claras de huevo, mezclamos un poco y finalmente añadimos el zumo de limón. Batimos con unas varillas a velocidad baja unos 8 minutos o hasta formar picos firmes que no se caigan.








Montaje final

Empezamos decorando cada pieza de la casita como vosotros queráis, le podéis poner chuches, chocolate, etc... Lo bonito de estas casitas es la decoración así que dejar que vuestra imaginación haga la magia. Sobretodo es muy importante decorar la casita antes de montarla porque la glasa se tiene que secar (mínimo 1 hora o hasta que este completamente dura) y así evitaremos que las decoraciones se escurran.

A la hora de montar la casita, nos ayudaremos con unos vasos para apoyar lo que ya esta pegado y mantenerlo de pie, ponemos glasa en el borde de la galleta y la juntamos con el borde correspondiente. Y así hasta pegar los dos frontales y los dos laterales.

Una vez tengamos los 4 lados de la casa, retiramos los vasos y ponemos glasa por todos los bordes para pegar el tejado. Para evitar que los tejados se resbalen antes de que la glasa se seque, colocamos dos vasos a cada lado. Dejamos secar la glasa 1 hora o hasta que este completamente dura.

Una vez este seca, decoramos los pocos detalles que quedan, como por ejemplo, los bordes y la junta del tejado. Yo he puesto mas glasa y encima he colocado unas cuantas chuches que me parece que quedan super bien. En los laterales he puesto mas glasa para dar el efecto de nieve y lista!

Que os parece? Preciosa ¿verdad? Da mucha pena comérsela... ains!











Espero que os haya gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 💜






lunes, 11 de diciembre de 2017

Cookies Navideñas de Chocolate Especiado




Buenos dias!!

Empezamos la semana con la primera receta navideña que he preparado, ho-ho-ho 😊  .

Estas cookies son 💜  en serio... creo que son las mejores cookies que he horneado en mi vida! El toque que le da las tres especias es mágico y ademas la textura es blandita y se deshacen en la boca.

Y son bien bonitas 😊 😋  ¿¿o no??






Disfrutar de la receta 😙 .


Para la masa

340 gr de harina floja
80 gr de cacao puro en polvo
1 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de canela en polvo
1/4 cucharadita de clavo en polvo
1/4 cucharadita de nuez moscada
160 gr de mantequilla a temperatura ambiente
230 gr de azúcar moreno
2 huevos L
1 cucharadita de extracto de vainilla

Cobertura de chocolate blanca


Primero de todo tamizamos todos los secos (harina, cacao en polvo, bicarbonato, sal, canela, clavo y nuez moscada). Reservamos.

En el bol de nuestra maquina batimos, con la pala, la mantequilla junto con el azúcar a velocidad baja - media hasta que estén ambos ingredientes integrados (3 minutos). 

Bajamos la velocidad al mínimo y agregamos los huevos, uno a uno, y el extracto de vainilla.

Finalmente añadimos la mezcla de harina, tamizada de antes, poco a poco para que se vaya integrando bien a la masa.

Sacamos la masa del bol (veréis que no se pega para nada en las manos), hacemos una bola con ella, la forramos con papel film y la dejamos en la nevera 1 hora o toda la noche.

Pasado el tiempo, precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y preparamos un par de bandejas de horno forradas con papel sulfurizado. Reservamos.











Sacamos la masa de la nevera y con ayuda de una cuchara (así saldrán todas mas o menos del mismo tamaño) vamos cogiendo porciones y haciendo bolas con las manos. Depositamos las bolas de masa sobre la bandeja bien separadas entre ellas y con una mano aplanamos un poco la bola pero sin pasarse ya que dentro del horno crecerán bastante.

Horneamos a 180ºC unos 10 - 12 minutos.








Cuando las tengamos horneadas, las dejamos reposar 5 minutos sobre la bandeja y seguidamente las trasladamos a una rejilla para que enfríen por completo.

Una vez frías, derretimos la cobertura de chocolate blanca al baño maría hasta que no veamos ningún trozo de chocolate.

Bañamos la mitad de cada galleta con el chocolate y las vamos dejando sobre una bandeja con papel sulfurizado. Decoramos las galletas antes de que el chocolate se ponga duro con sprinkles navideños o caramelos candy cane o lo que queráis!

Y... listas! Las podéis guardar dentro de una caja de lata perfectamente 1 semana.








Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 💜




lunes, 13 de noviembre de 2017

Galletas Springerle







Holaaa!! 💜

Hoy os traigo una receta de estas que me gustan a mi, que parecen complicadas pero en realidad no.

Estas galletas tan bonitas y tan blanquitas con tantos detalles, son unas galletas alemanas típicas de la navidad que se hacen con unos moldes tallados a mano sobre resina y un compuesto de madera. El origen de estas galletas se remonta a hace más de 500 años, en Alemania, donde las imágenes en relieve servían para contar historias para la gente que no sabia ni leer ni escribir.

Dos son los ingredientes esenciales de estas galletas; el aroma de anís y el bicarbonato de amonio o hartshorn (precursor de la levadura química) su función principal es ayudar a la galleta a que se hornee mas rápido. Tiene un olor muy fuerte que tira para atrás pero para nada la galleta queda con ese sabor. Como he dicho antes, el aroma esencial de estas galletas es de anís pero se pueden hacer de cualquier sabor.









Y nada mas, os dejo con la receta! He explicado los pasos lo mejor que he podido y creo que se entienden bien. Son unas galletas un poco delicadas pero creerme merecen la pena 😊 .









Para la masa
(para 25 galletas)

3 huevos L
380 de azúcar glacé tamizado
500 gr de harina floja
50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 cucharada de leche
1/4 cucharadita de bicarbonato de amonio
1/2 cucharadita de extracto de anís

Primero de todo mezclamos el bicarbonato de amonio con la leche hasta que este totalmente disuelto. Dejamos reposar 1 hora y 30 min antes de utilizarlo.

Transcurrido el tiempo, ponemos los huevos en el bol de nuestra maquina y batimos con varillas a velocidad alta unos 10 minutos. Es importante batir los huevos estos minutos para que tripliquen su volumen y estén bien esponjosos.

Una vez tengamos los huevos montados, bajamos la velocidad de la maquina a media-alta y empezamos a añadir el azúcar glacé a cucharadas poco a  poco hasta acabar con él. Dejamos batir 5 minutos mas.

Seguidamente añadimos la mantequilla y montamos a velocidad alta 3 minutos mas. Añadimos el extracto de anís y dejamos que se mezcle bien por toda la masa. Finalmente añadimos la leche con el bicarbonato de amonio, reservada de antes, y mezclamos 2 minutos mas. IMPORTANTE NO PROBAR LA MASA EN ESTE PUNTO!!! El bicarbonato de amonio tiene un aroma muy fuerte y puede ser muy desagradable.

Bajamos la velocidad de la maquina al mínimo y empezamos a echar la harina a cucharadas poco a poco. Cuando la masa este un poco densa cambiamos las varillas por la pala y seguimos echando harina hasta acabar con ella. Amasamos un par de minutos mas.

Sacamos la masa del bol, veréis que no se os pegara en las manos, hacemos un bola y la forramos con papel film. Metemos la masa en la nevera 30 minutos.








Pasado el tiempo veréis que la masa estará mas consistente y podremos trabajar con ella mas fácilmente. Cortamos un trozo de masa, echamos harina sobre la encimera y sobre la masa por ambas caras y estiramos con un rodillo dejando un grosor de 6 cm. Es importante ir echando un poco de harina para que no se pegue la masa a la superficie. 

Cogemos el molde y con ayuda de una brocha echamos harina por todo el molde antes de utilizarlo, ya que tiene muchos detalles y a la hora de presionar sobre la masa quedaran bien marcado y se despegara sin problema.

Una vez este el molde bien enharinado, colocamos sobre el trozo de masa estirado y presionamos de forma homogénea. Cuando lo levantéis veréis que el diseño estará bien marcado sobre la masa. A continuación con un cortador ovalado (en mi caso es así por la forma del diseño) con las misma medida que el molde cortamos los bordes con cuidado. Trasladamos la galleta ayudándonos con una espátula previamente enharinada sobre papel sulfurizado y seguimos así hasta acabar con toda la masa.

Es importante hacer las galletas de una a una ya que si marcáis varias a la vez, con el molde, a la hora de cortar con el cortador se pueden deformar.








Una vez estén todas listas y sobre el papel sulfurizado, las dejamos secar 48 horas a temperatura ambiente. Este paso es MUY IMPORTANTE para que la parte superior de la galleta se seque y a la hora de hornear el diseño no se rompa. 

Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 105ºC con calor arriba y abajo y preparamos una bandeja con papel sulfurizado. Reservamos.

Con ayuda de una brocha quitamos la harina que tienen encima todas las galletas por ambas caras. Veréis que en la parte trasera hay un circulo mas blanco, esto nos indica que la galleta se ha secado a la perfección. 

Antes de hornearlas es MUY IMPORTANTE humedecer la parta trasera con un poco de agua, es tan fácil como mojarnos un dedo y pasarlo por toda la parte trasera. Lo que conseguiremos con esto es debilitar esta parte y a la hora de hornear se romperán por ahí y evitaremos dañar el diseño.








Colocamos la bandeja en la ultima posición del horno y horneamos a 105ºC unos 45 - 50 minutos. Es importante colocar la bandeja donde digo para evitar que cojan color las galletas ya que la gracia es que queden blanquitas. Lo que también podéis hacer es colocar otra bandeja en la primera posición del horno y así la calor no ira directa a las galletas. Yo las hice sin taparlo y han quedad bien blanquitas como podéis ver en las fotografías.

Una vez horneadas las dejamos reposar 10 minutos en la bandeja y seguidamente las trasladamos, despegándolas con cuidado del papel de horno, sobre una rejilla.

Una vez frías aguantan bastante tiempo guardadas sobre una caja de lata, recomiendo comerlas después de 3 días ya que estarán muy crujientes y deliciosas con ese sabor a anís.










Son o no bonitas?? A mi me tienen enamorada con ese diseño tan cuco 💜.

Espero que os hayan gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 😘




jueves, 9 de noviembre de 2017

Donuts






Hellooo!!!

HE VUELTO MUAHAHAHAHA! Y con una super receta que ademas de fácil ES BRUTAL! 

A lo largo de mi vida me he topado con bastantes masas de donuts diferentes pero sin duda esta que comparto hoy con vosotros es la que más me gusta. Es muy suave en sabor, quedan muy blanditos (hasta el día siguiente lo están) y el glaseado de vainilla es lo que les hace tan especiales y tan deliciosos 💜 .






Así que no me enrollo mas y aquí os dejo con la receta, disfrutarla 😋 .







Para la masa
(para 20 donuts)

500 gr de harina de media fuerza (300 gr harina de fuerza + 200 de harina floja)
90 gr de azúcar
6 gr de sal
1 huevo L
20 gr de levadura instantánea de panadería
30 ml de agua templada
200 ml de leche entera
50 gr de mantequilla a temperatura ambiente

En el bol de nuestra maquina añadimos todos los ingredientes secos (harina, azúcar y sal) y con el gancho empezamos a mezclar a velocidad baja.

En un cuenco pequeño echamos el agua templada y añadimos la levadura. Removemos hasta que este totalmente disuelta. Incorporamos esta mezcla al bol y mezclamos medio minuto.

Seguidamente añadimos el huevo y amasamos 5 minutos a velocidad media.

Transcurrido el tiempo, añadimos la mantequilla en trozos pequeños hasta acabar con ella y seguimos amasando a velocidad media hasta obtener una masa lisa y elástica (aproximadamente 10 minutos de amasado).

Una vez tengamos la masa, al sacamos del bol y boleamos hasta obtener una bola lisa y bonita. Si se os pega un poco en la encimera a la hora de bolear podéis echar un poco de harina pero sin pasarse porque podría cambiar la textura del donut. Tapamos con film la masa y dejamos fermentar 1 hora o hasta que doble su volumen.

*Mientras tanto haremos la glasa y es tan fácil como echar en un bol grande 300 gr de azúcar glacé y 5 cucharadas de agua. Recomiendo ir echando el agua poco a poco hasta obtener una textura semi-liquida. Una vez la tengamos, abrimos por la mitad una vaina de vainilla y extraemos las semillas raspando con una puntilla. Las añadimos al bol y mezclamos un poco hasta que se integre. Reservamos.







Una vez haya doblado el volumen, cogemos la masa y la estiramos sobre dos hojas de guitarra o sino con un poquito de harina sobre la encimera (recordar no pasaros) dejando un grosor de 2 cm. 

Cortamos con un molde para donuts (o con dos corta pastas de diferente tamaño) y vamos depositando los donuts (las bolas del agujero también eh!!) en una bandeja de horno con papel sulfurizado bien separados entre ellos.

Dejamos fermentar entre 30 minutos y 1 hora (todo dependera del clima de vuestra zona).

En una olla, o sartén alta, echamos abundante aceite de girasol y lo calentamos hasta que alcance los 180ºC (esta temperatura es ideal para freír los donuts y que no nos queden crudos por dentro).

Freímos los donuts, de dos en dos, con cuidado de que no se quemen y seguidamente los trasladamos a una fuente cubierta de papel absorbente.

Una vez templados los rebozamos en la glasa de vainilla y los depositamos sobre una rejilla hasta que estén completamente fríos.

Y... Listos!!!! 😍









Espero que os haya gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 💜