lunes, 11 de diciembre de 2017

Cookies Navideñas de Chocolate Especiado




Buenos dias!!

Empezamos la semana con la primera receta navideña que he preparado, ho-ho-ho 😊  .

Estas cookies son 💜  en serio... creo que son las mejores cookies que he horneado en mi vida! El toque que le da las tres especias es mágico y ademas la textura es blandita y se deshacen en la boca.

Y son bien bonitas 😊 😋  ¿¿o no??






Disfrutar de la receta 😙 .


Para la masa

340 gr de harina floja
80 gr de cacao puro en polvo
1 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de canela en polvo
1/4 cucharadita de clavo en polvo
1/4 cucharadita de nuez moscada
160 gr de mantequilla a temperatura ambiente
230 gr de azúcar moreno
2 huevos L
1 cucharadita de extracto de vainilla

Cobertura de chocolate blanca


Primero de todo tamizamos todos los secos (harina, cacao en polvo, bicarbonato, sal, canela, clavo y nuez moscada). Reservamos.

En el bol de nuestra maquina batimos, con la pala, la mantequilla junto con el azúcar a velocidad baja - media hasta que estén ambos ingredientes integrados (3 minutos). 

Bajamos la velocidad al mínimo y agregamos los huevos, uno a uno, y el extracto de vainilla.

Finalmente añadimos la mezcla de harina, tamizada de antes, poco a poco para que se vaya integrando bien a la masa.

Sacamos la masa del bol (veréis que no se pega para nada en las manos), hacemos una bola con ella, la forramos con papel film y la dejamos en la nevera 1 hora o toda la noche.

Pasado el tiempo, precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y preparamos un par de bandejas de horno forradas con papel sulfurizado. Reservamos.











Sacamos la masa de la nevera y con ayuda de una cuchara (así saldrán todas mas o menos del mismo tamaño) vamos cogiendo porciones y haciendo bolas con las manos. Depositamos las bolas de masa sobre la bandeja bien separadas entre ellas y con una mano aplanamos un poco la bola pero sin pasarse ya que dentro del horno crecerán bastante.

Horneamos a 180ºC unos 10 - 12 minutos.








Cuando las tengamos horneadas, las dejamos reposar 5 minutos sobre la bandeja y seguidamente las trasladamos a una rejilla para que enfríen por completo.

Una vez frías, derretimos la cobertura de chocolate blanca al baño maría hasta que no veamos ningún trozo de chocolate.

Bañamos la mitad de cada galleta con el chocolate y las vamos dejando sobre una bandeja con papel sulfurizado. Decoramos las galletas antes de que el chocolate se ponga duro con sprinkles navideños o caramelos candy cane o lo que queráis!

Y... listas! Las podéis guardar dentro de una caja de lata perfectamente 1 semana.








Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 💜




lunes, 13 de noviembre de 2017

Galletas Springerle







Holaaa!! 💜

Hoy os traigo una receta de estas que me gustan a mi, que parecen complicadas pero en realidad no.

Estas galletas tan bonitas y tan blanquitas con tantos detalles, son unas galletas alemanas típicas de la navidad que se hacen con unos moldes tallados a mano sobre resina y un compuesto de madera. El origen de estas galletas se remonta a hace más de 500 años, en Alemania, donde las imágenes en relieve servían para contar historias para la gente que no sabia ni leer ni escribir.

Dos son los ingredientes esenciales de estas galletas; el aroma de anís y el bicarbonato de amonio o hartshorn (precursor de la levadura química) su función principal es ayudar a la galleta a que se hornee mas rápido. Tiene un olor muy fuerte que tira para atrás pero para nada la galleta queda con ese sabor. Como he dicho antes, el aroma esencial de estas galletas es de anís pero se pueden hacer de cualquier sabor.









Y nada mas, os dejo con la receta! He explicado los pasos lo mejor que he podido y creo que se entienden bien. Son unas galletas un poco delicadas pero creerme merecen la pena 😊 .









Para la masa
(para 25 galletas)

3 huevos L
380 de azúcar glacé tamizado
500 gr de harina floja
50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 cucharada de leche
1/4 cucharadita de bicarbonato de amonio
1/2 cucharadita de extracto de anís

Primero de todo mezclamos el bicarbonato de amonio con la leche hasta que este totalmente disuelto. Dejamos reposar 1 hora y 30 min antes de utilizarlo.

Transcurrido el tiempo, ponemos los huevos en el bol de nuestra maquina y batimos con varillas a velocidad alta unos 10 minutos. Es importante batir los huevos estos minutos para que tripliquen su volumen y estén bien esponjosos.

Una vez tengamos los huevos montados, bajamos la velocidad de la maquina a media-alta y empezamos a añadir el azúcar glacé a cucharadas poco a  poco hasta acabar con él. Dejamos batir 5 minutos mas.

Seguidamente añadimos la mantequilla y montamos a velocidad alta 3 minutos mas. Añadimos el extracto de anís y dejamos que se mezcle bien por toda la masa. Finalmente añadimos la leche con el bicarbonato de amonio, reservada de antes, y mezclamos 2 minutos mas. IMPORTANTE NO PROBAR LA MASA EN ESTE PUNTO!!! El bicarbonato de amonio tiene un aroma muy fuerte y puede ser muy desagradable.

Bajamos la velocidad de la maquina al mínimo y empezamos a echar la harina a cucharadas poco a poco. Cuando la masa este un poco densa cambiamos las varillas por la pala y seguimos echando harina hasta acabar con ella. Amasamos un par de minutos mas.

Sacamos la masa del bol, veréis que no se os pegara en las manos, hacemos un bola y la forramos con papel film. Metemos la masa en la nevera 30 minutos.








Pasado el tiempo veréis que la masa estará mas consistente y podremos trabajar con ella mas fácilmente. Cortamos un trozo de masa, echamos harina sobre la encimera y sobre la masa por ambas caras y estiramos con un rodillo dejando un grosor de 6 cm. Es importante ir echando un poco de harina para que no se pegue la masa a la superficie. 

Cogemos el molde y con ayuda de una brocha echamos harina por todo el molde antes de utilizarlo, ya que tiene muchos detalles y a la hora de presionar sobre la masa quedaran bien marcado y se despegara sin problema.

Una vez este el molde bien enharinado, colocamos sobre el trozo de masa estirado y presionamos de forma homogénea. Cuando lo levantéis veréis que el diseño estará bien marcado sobre la masa. A continuación con un cortador ovalado (en mi caso es así por la forma del diseño) con las misma medida que el molde cortamos los bordes con cuidado. Trasladamos la galleta ayudándonos con una espátula previamente enharinada sobre papel sulfurizado y seguimos así hasta acabar con toda la masa.

Es importante hacer las galletas de una a una ya que si marcáis varias a la vez, con el molde, a la hora de cortar con el cortador se pueden deformar.








Una vez estén todas listas y sobre el papel sulfurizado, las dejamos secar 48 horas a temperatura ambiente. Este paso es MUY IMPORTANTE para que la parte superior de la galleta se seque y a la hora de hornear el diseño no se rompa. 

Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 105ºC con calor arriba y abajo y preparamos una bandeja con papel sulfurizado. Reservamos.

Con ayuda de una brocha quitamos la harina que tienen encima todas las galletas por ambas caras. Veréis que en la parte trasera hay un circulo mas blanco, esto nos indica que la galleta se ha secado a la perfección. 

Antes de hornearlas es MUY IMPORTANTE humedecer la parta trasera con un poco de agua, es tan fácil como mojarnos un dedo y pasarlo por toda la parte trasera. Lo que conseguiremos con esto es debilitar esta parte y a la hora de hornear se romperán por ahí y evitaremos dañar el diseño.








Colocamos la bandeja en la ultima posición del horno y horneamos a 105ºC unos 45 - 50 minutos. Es importante colocar la bandeja donde digo para evitar que cojan color las galletas ya que la gracia es que queden blanquitas. Lo que también podéis hacer es colocar otra bandeja en la primera posición del horno y así la calor no ira directa a las galletas. Yo las hice sin taparlo y han quedad bien blanquitas como podéis ver en las fotografías.

Una vez horneadas las dejamos reposar 10 minutos en la bandeja y seguidamente las trasladamos, despegándolas con cuidado del papel de horno, sobre una rejilla.

Una vez frías aguantan bastante tiempo guardadas sobre una caja de lata, recomiendo comerlas después de 3 días ya que estarán muy crujientes y deliciosas con ese sabor a anís.










Son o no bonitas?? A mi me tienen enamorada con ese diseño tan cuco 💜.

Espero que os hayan gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 😘




jueves, 9 de noviembre de 2017

Donuts






Hellooo!!!

HE VUELTO MUAHAHAHAHA! Y con una super receta que ademas de fácil ES BRUTAL! 

A lo largo de mi vida me he topado con bastantes masas de donuts diferentes pero sin duda esta que comparto hoy con vosotros es la que más me gusta. Es muy suave en sabor, quedan muy blanditos (hasta el día siguiente lo están) y el glaseado de vainilla es lo que les hace tan especiales y tan deliciosos 💜 .






Así que no me enrollo mas y aquí os dejo con la receta, disfrutarla 😋 .







Para la masa
(para 20 donuts)

500 gr de harina de media fuerza (300 gr harina de fuerza + 200 de harina floja)
90 gr de azúcar
6 gr de sal
1 huevo L
20 gr de levadura instantánea de panadería
30 ml de agua templada
200 ml de leche entera
50 gr de mantequilla a temperatura ambiente

En el bol de nuestra maquina añadimos todos los ingredientes secos (harina, azúcar y sal) y con el gancho empezamos a mezclar a velocidad baja.

En un cuenco pequeño echamos el agua templada y añadimos la levadura. Removemos hasta que este totalmente disuelta. Incorporamos esta mezcla al bol y mezclamos medio minuto.

Seguidamente añadimos el huevo y amasamos 5 minutos a velocidad media.

Transcurrido el tiempo, añadimos la mantequilla en trozos pequeños hasta acabar con ella y seguimos amasando a velocidad media hasta obtener una masa lisa y elástica (aproximadamente 10 minutos de amasado).

Una vez tengamos la masa, al sacamos del bol y boleamos hasta obtener una bola lisa y bonita. Si se os pega un poco en la encimera a la hora de bolear podéis echar un poco de harina pero sin pasarse porque podría cambiar la textura del donut. Tapamos con film la masa y dejamos fermentar 1 hora o hasta que doble su volumen.

*Mientras tanto haremos la glasa y es tan fácil como echar en un bol grande 300 gr de azúcar glacé y 5 cucharadas de agua. Recomiendo ir echando el agua poco a poco hasta obtener una textura semi-liquida. Una vez la tengamos, abrimos por la mitad una vaina de vainilla y extraemos las semillas raspando con una puntilla. Las añadimos al bol y mezclamos un poco hasta que se integre. Reservamos.







Una vez haya doblado el volumen, cogemos la masa y la estiramos sobre dos hojas de guitarra o sino con un poquito de harina sobre la encimera (recordar no pasaros) dejando un grosor de 2 cm. 

Cortamos con un molde para donuts (o con dos corta pastas de diferente tamaño) y vamos depositando los donuts (las bolas del agujero también eh!!) en una bandeja de horno con papel sulfurizado bien separados entre ellos.

Dejamos fermentar entre 30 minutos y 1 hora (todo dependera del clima de vuestra zona).

En una olla, o sartén alta, echamos abundante aceite de girasol y lo calentamos hasta que alcance los 180ºC (esta temperatura es ideal para freír los donuts y que no nos queden crudos por dentro).

Freímos los donuts, de dos en dos, con cuidado de que no se quemen y seguidamente los trasladamos a una fuente cubierta de papel absorbente.

Una vez templados los rebozamos en la glasa de vainilla y los depositamos sobre una rejilla hasta que estén completamente fríos.

Y... Listos!!!! 😍









Espero que os haya gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 💜






jueves, 26 de octubre de 2017

Cupcakes murciélago para Halloween







Holaaaa!!

Aquí estoy de vuelta con estos cupcakes tan cuquis para que podáis celebrar un Halloween a lo grande 😁 .

No son complicados, aunque lo parezca. Hacer los murciélagos no tiene ningún misterio... es pegar oreos entre ellas hahaha, y además, creo que con la explicación que he dejado abajo os saldrán igual de bien que a mi 💜 .

Este año por falta de tiempo (gracias al trabajo) solo he preparado una receta pero he procurado que fuera algo divertido y entretenido, sobretodo para la gente que tiene peques en casa 😙 .

Espero que os guste!









Para la masa (12 cupcakes)
(receta original y modificada de Sweetapolita)

115 gr de mantequilla ablandada
200 gr de azúcar blanco
2 huevos
200 gr de harina
1 y 1/2 cucharadita de levadura Royal
120 ml de leche
1 cucharadita de extracto de vainilla
Colorante en gel verde
Colorante en gel violeta


Preparamos nuestro molde para cupcakes con los papelitos y precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Tamizamos la harina junto con la levadura y reservamos.

Batimos, con la pala, la mantequilla y el azúcar hasta que veamos que se aclara un poco la mezcla.
Añadimos los huevos, uno a uno, y batimos hasta que estén bien integrados.

Añadimos la mitad de la harina tamizada de antes y mezclamos a velocidad baja.
Incorporamos la leche y el extracto de vainilla y seguimos mezclando hasta que se integre por completo.
Añadimos el resto de harina y mezclamos hasta obtener una mezcla perfecta.

Dividimos la masa en dos y una la teñimos de verde y la otra de violeta. Mezclamos hasta obtener el tono deseado.

Rellenamos los papelitos con las dos mezclas y horneamos a 180ºC unos 25 minutos.

Una vez listos dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.








Para la buttercream de vainilla

250 gr de mantequilla ablandada
300 gr de azúcar glasé
1 cucharada de leche
1 vaina de vainilla


Batimos, con la pala, la mantequilla junto con el azúcar glasé tamizado, la cucharada de leche y las semillas de la vaina de vainilla. Primero a velocidad baja 1 minuto y luego subimos la velocidad y batimos unos 5 - 7 minutos más o hasta que blanquee.

Reservamos.












Para los murciélagos

Oreos
Oreos minis
Cobertura de chocolate negra
Cobertura de chocolate blanca


Primero de todo, fundimos ambas coberturas por separado y las reservamos dentro de una manga pastelera o un cornet de papel.

Hacer el murciélago de oreo es muuuy fácil, empezamos abriendo una oreo por la mitad y quitamos la crema. Con un cuchillo partimos por la mitad una cara de la galleta separada y crearemos lo que serán las alas del murciélago. Cogemos otra oreo y la abrimos por la mitad también, colocamos las alas sobre la cara que tenga más crema y presionamos con cuidado para que se peguen un poco.

Cogemos ahora una oreo mini y hacemos el mismo proceso anterior, con ello crearemos las orejas. Y igual que antes, las colocamos sobre la cara donde tiene más crema y presionamos un poco para que se peguen.

Echamos unas cuantas gotitas de chocolate negro para que haga la función de "pegamento" y tapamos con la tapa de oreo que teníamos reservada de antes.

Ahora vamos a crear los ojos de nuestro cuqui murciélago, cogemos una mini oreo y la abrimos por la mitad procurando que haya crema en las dos caras. Ponemos un poco de chocolate negro en la parte de detras y colocamos sobre la oreo de antes, apretamos un poquito para que se pegue bien. Con el mismo chocolate negro hacemos los ojos echando unas gotitas sobre la crema de la oreo mini.

Finalmente creamos los colmillos con el chocolate blanco y ya tendremos un murciélago listo!

Decoramos los cupcakes con la buttercream (he utilizado una boquilla redonda) y colocamos encima el murciélago. Terroríficamente deliciosos!!!!








Molan o no??? 😍

Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el siguiente post!

Un beso 💜




lunes, 2 de octubre de 2017

Cotton Cheesecake (Cheesecake Japonés)







Hola!! 😊

Estrenamos mes con una de mis recetas favoritas desde que la descubrí y la puse en práctica. Hoy os traigo la mejor receta del famoso Cotton Cheesecake o Pastel de queso Japonés que he preparado hasta ahora. 

La receta la encontré en el blog de Craftpassion y es brutal, en serio! 💜






Antes de empezar con la receta quiero deciros que es MUY IMPORTANTE que hagáis los pasos tal y como los explico para que os salga un Cotton Cheesecake perfecto. La receta parece fácil, sí, pero tiene sus cosas, como cualquier receta, y os lo dice una que no le salió ni a la primera ni a la segunda cuando intento hacerlo y todo por no seguir los pasos bien.

Pero desde que descubrí la receta de esta chica y seguí sus pasos y sus consejos me quedan P-E-R-F-E-C-T-O-S 😍 .






Así que nada mas dulceros de mi corazón os dejo con la receta, disfrutarla 😏 .


Para la masa

250 gr philadelphia
6 yemas
70 gr azúcar
60 gr mantequilla
100 ml de leche entera
1/2 cucharadita de sal
1 cucharada de zumo de limón
2 cucharaditas de ralladura de limón
60 gr de harina
20 gr de maizena



Primero de todo, preparamos un molde redondo de 20 cm engrasado con mantequilla y en la base ponemos papel sulfurizado. Reservamos.

Calentamos un poco de agua en el fuego hasta que hierva y la echamos en un bol resistente al calor. Ponemos encima otro bol y echamos el philadelphia, dejamos unos minutos y seguidamente batimos con unas varillas hasta que este bien cremoso. 

Echamos los huevos, uno a uno, y seguimos batiendo con varillas. 

Añadimos el azúcar y volvemos a batir.

En un cazo derretimos la mantequilla junto con la leche y seguidamente lo añadimos al bol anterior sin dejar de batir.

Añadimos la sal, el zumo de limón y la ralladura y batimos hasta que se integre todo bien.

Quitamos el bol del agua, añadimos la harina junto con la maizena tamizadas y mezclamos. Reservamos.














Para el merengue

6 claras
1/4 cucharadita de cremor tártaro
70 gr de azúcar

Precalentamos el horno a 200º C con calor arriba y abajo.

Empezamos a montar el merengue junto con el cremor tártaro. Cuando espumee añadimos el azúcar en forma de lluvia y montamos hasta que haga picos fluidos y suaves.

Echamos 1/3 partes de merengue al bol de antes y mezclamos con varillas poco a poco y con movimientos envolventes. Echamos otra 1/3 parte y mezclamos del mismo modo. Echamos esta masa en el bol del merengue y mezclamos, pero esta vez con una lengua de cocina, poco a poco y con movimientos envolventes.

Echamos la masa al molde, damos un golpe seco sobre la encimera y colocamos el molde sobre una fuente alta apta para horno. Metemos en el horno y echamos en la fuente 2 dedos de agua hirviendo.

Horneamos a 200º C 18 minutos y luego bajamos la temperatura a 140º C y horneamos 30 minutos más.

Transcurrido el tiempo, apagamos el horno y dejamos el cotton cheesecake dentro (con la puerta cerrada eh! ni se os ocurra abrirla) 30 minutos. Pasado el tiempo, quitamos el agua de la fuente y dejamos el cotton cheesecake dentro del horno otra vez pero esta vez con la puerta un poco abierta (yo pongo una cucharada de madera) y dejamos 30 minutos más.

Cuando esté completamente frío, lo metemos en nevera 6 horas o toda la noche.

A la hora de servir, lo podéis decorar con un poco de azúcar glacé y unos frutos rojos y listo para meterle mano!













Espero que os haya gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 😘





martes, 26 de septiembre de 2017

Cheesecake de crema de cacao







Holaaaa!! 😊

Aquí estoy de vuelta con una nueva receta VERY CHOCOLATEADA MUAHAHAHA!

Tenía ganas de hacer un señor cheesecake de chocolate, AVISO IMPORTANTE, me apasionan los cheesecakes, sí, y llevo varias semanas pensando en hacer un porrón de recetas de cheesecakes para el blog, ahí lo dejo hihihi 😈 .







Lo que iba diciendo.., 🙉

y el otro dia haciendo la compra semanal en el super me tope con una crema de cacao tipo Nutella peeeeero sin aceite de palma y me dije a mi misma "hummm... interesante, la voy a comprar para crear algo guay" y aqui lo teneis!

Es una maravilla este cheesecake, lo tiene todo, a parte de ser una bomba calórica, pero un dia es un dia y hay que darle un poco de alegría a la vida hombre!








Y esa salsa que lleva, AAAAY ESA SALSA, otra maravilla que saqué del libro de Alma Obregón Objetivo: Cheesecake Perfecto.

No me enrollo mas y aqui os dejo con la receta, disfrutarla 💜 .








Para la base
(para un molde de 22 cm)

120 gr de galletas María
2 cucharadas de azúcar mascabado o moreno en su defecto
60 gr de mantequilla sin sal

Primero de todo engrasamos nuestro molde con spray desmoldante o mantequilla y en la base ponemos papel sulfurizado. Reservamos.

Derretimos la mantequilla y de mientras trituramos las galletas. Echamos en el bol ambos ingredientes junto el azúcar y mezclamos.

Cubrimos la base del molde con la mezcla anterior, aplanamos bien y reservamos en nevera hasta que endurezca.








Para el relleno

600 gr de queso philadelphia
160 gr de azúcar
4 huevos M
350 gr de crema de cacao
2 cucharadas de harina
65 ml de nata para montar 35 % M.G
1 cucharada de extracto de vainilla

Precalentamos el horno a 165ºC con calor arriba y abajo.

En un bol batimos el queso junto con el azúcar, luego echamos los huevos uno a uno sin dejar de batir. Añadimos la crema de cacao y la harina y seguimos batiendo hasta conseguir una mezcla homogénea. Finalmente echamos la nata junto con el extracto de vainilla y mezclamos de nuevo. Siempre a velocidad lenta si utilizais una batidora.

Sacamos la base de la nevera y echamos dentro la mezcla anterior. Alisamos la superficie con una espátula pequeña y damos un golpe suave sobre la encimera.

Horneamos durante 25 minutos a 165ºC y luego bajamos la temperatura a 120ºC y seguimos horneando otros 60 minutos más. Sabremos que el cheesecake esta hecho cuando veamos que toda la superficie ha cuajado y el centro quede un poco húmedo.

Una vez este listo, apagamos el horno, abrimos un poco la puerta y dejamos dentro el cheesecake hasta que este completamente frío.

Una vez fuera del horno y frío lo metemos en la nevera 6 horas o toda la noche.








Para la salsa
(receta original del libro, Objetivo: Cheesecake Perfecto)

110 gr de azúcar
3 cucharadas de cacao en polvo
1 cucharada de maicena
2 cucharadas de glucosa o sirope de maíz
80 ml de agua
80 ml de leche
225 gr de crema de cacao

Calentamos en un cazo a fuego lento todos los ingredientes menos la crema de cacao. Removemos sin parar hasta que espese y hierva. Retiramos del fuego, añadimos la crema de cacao y removemos hasta que se disuelva por completo. Dejamos templar unos 10 minutos y seguidamente decoramos nuestro cheesecake con ella.








PECADO MORTAL!!!!

O no?? 🙈 🙈 🙈 🙈 🙈 🙈 🙈 🙈











Espero que os haya gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 💜





viernes, 15 de septiembre de 2017

Flan Parisien







Hola!!

Hoy os traigo la receta de este Flan Parisien o París o Pâtissier, muy popular en Francia. Es una receta muy fácil de preparar pero a la vez laboriosa, a lo que me refiero, hay que darle mucho amor para obtener una tarta excelente.

Está compuesta por una capa exterior crujiente de masa quebrada y un interior de crema pastelera cuajada que es una maravilla, se deshace en la boca.

Aquí os dejo con la receta que hoy no tengo tiempo de enrollarme mucho, disfrutarla! 😋








Para la masa quebrada
(receta original de Merceditas Bakery y para un molde de 22 cm)

250 gr de harina
180 gr de mantequilla a temperatura ambiente
23 ml de leche entera
1 yema de huevo
Una pizca de sal
5 gr de azúcar

En un procesador de alimentos (con cuchilla) echamos la harina tamizada, la mantequilla cortada en dados, la sal y el azúcar. Mezclamos hasta obtener una mezcla arenosa. 

Añadimos el huevo y la leche poco a poco hasta obtener un bloque de masa. Sacamos la masa del procesador y estiramos con un rodillo dejando un grosor de 5- 6 cm.

Engrasamos el molde con mantequilla y forramos el molde con la masa empezando por la base y luego las paredes.

Forramos el molde con papel film y congelamos 24 horas.








Para el relleno

750 ml de leche entera
185 ml de nata
1 vaina de vainilla
Ralladura de 1/2 limón
8 yemas de huevo
185 gr de azúcar
75 gr de maicena

En un cazo al fuego echamos la leche, la nata, la vaina de vainilla que abriremos por la mitad para sacar la pulpa y la ralladura del medio limón. Calentamos hasta que hierva y retiramos del fuego.

En un bol batimos las yemas con el azúcar y la maicena hasta que las yemas blanqueen. 

Colamos la leche y la echamos al bol poco a poco sin dejar de batir con las varillas. Seguidamente pasamos la mezcla a un cazo limpio y ponemos al fuego de nuevo hasta que espese.

Echamos la crema en una fuente grande, tapamos con papel film a piel y dejamos enfriar. Cuando este fría la reservamos en nevera hasta el dia siguiente.
















Montaje 

Precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.

Sacamos la crema de la nevera, la pasamos a un bol y batimos enérgicamente hasta que quede cremosa.

Vertemos la crema sobre el molde (congelado) y alisamos con una espátula para que quede lisa la superficie.

Bajamos la temperatura del horno a 175ºC y horneamos la tarta unos 45 - 50 minutos.

Una vez horneado, sacamos del horno y dejamos enfriar por completo en el molde (NO DESMOLDAR!!!!!!). Una vez frío lo dejamos en nevera 3 horas o toda la noche. Pasado ese tiempo se podrá desmoldar con facilidad y probar esta maravilla de los dioses! 💜 .














Espero que os haya gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 💜





sábado, 19 de agosto de 2017

New York Cheesecake






Buenos dias!!

Hoy os traigo una receta de Cheesecake que me tiene enamorada desde que la descubrí en el blog de Mirta, Dulce sentimiento.

Es muuuuy facil de preparar y el resultado es 😍 😍 😍 😍 😍 😍 !!!!

No tengo tiempo de escribir mas (trabajo y esas cosas...) así que aquí os dejo con la receta 😁 .










Para la base
(molde de 20 cm desmontable)


100 gr de galletas tipo María

60 gr de mantequilla derretida
1 cucharada de extracto de vainilla
35 gr de almendra marcona troceadas
35 gr de nueces troceadas


Primero de todo, precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y forramos la base de nuestro molde con papel sulfurizado. Luego, forramos por fuera todo el molde con papel de aluminio para evitar que entre agua a la hora de hornear el cheesecake ya que lo haremos al baño maria. Reservamos.

Trituramos las galletas y las echamos en un bol junto con la mantequilla derretida, el extracto de vainilla y los frutos secos. Mezclamos hasta que esté todo bien integrado y seguidamente echamos la mezcla en el molde y aplanamos para conseguir una capa igualada.

Horneamos a 180ºC unos 10 minutos.
Pasado el tiempo sacamos del horno, bajamos la temperatura a 150ºC y reservamos para luego.












Para la crema de queso


4 huevos M

200 gr de queso
500 ml de nata para montar con 35% M.G
1 yogur griego
600 gr de philadelphia

Batimos con unas varillas los huevos con el azúcar hasta que blanqueen.
Seguidamente añadimos la nata, el yogur y el philadelphia y con la batidora batimos con cuidado sin que entre aire en la mezcla.

Echamos la mezcla sobre la base de galletas, damos un golpe seco sobre la encimera para que se asiente bien la masa y colocamos el molde sobre una fuente alta a la que echaremos un dedo de agua.

Horneamos a 150ºC 1 hora y 45 minutos.

Pasado el tiempo, apagamos el horno, lo abrimos un poco y dejamos que el cheesecake enfríe por completo dentro del él.

Una vez fría la metemos en la nevera 6 horas o hasta el dia siguiente.










Decoración



Mermelada de fresa

Fresas
Frambuesas
Arandanos
Hojas de menta

Desmoldamos la tarta con cuidado y la trasladamos al plato deseado.
Decoramos con la mermelada de fresa, con las frutas deseadas y las hojas de menta.

Reservar en nevera antes de comer.









Divina!!!

Espero que os haya gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post 😌 .

Un beso!